SE DEBE PRIORIZAR LA FUNCIONALIDAD Y LA CALIDAD DE VIDA EN EL ADULTO MAYOR

La especialización en la atención al mayor adulto debe fomentarse con la promoción de la salud y realizar una búsqueda activa de la FRAGILIDAD. El objetivo es el conocimiento de los mecanismos de envejecimiento y la prevención, el diagnóstico y el manejo de este síndrome y del deterioro funcional, tanto intrínseco como derivado de los procesos de enfermedad y estilos de vida.

Si realizamos un cribado para  la detección y el tratamiento del estado de prediscapacidad (fragilidad), podremos disminuir o retardar los eventos adversos en la salud de ella derivados.

Es recomendable que en todos los centros sanitarios se realice el cribado y una atención más especializada en el anciano ya que está demostrada su eficacia y eficiencia.

 PREVENCIÓN Y PROMOCIÓN DE SALUD

Promoción de salud

Se define como el proceso que permite a las personas incrementar el control sobre su salud con el fin de mejorarla, facilitado por acciones o políticas públicas favorables. La promoción de la salud debe ir de la mano de la prevención para así lograr el impacto deseado.

ENVEJECIMIENTO SALUDABE

El envejecimiento saludable parte desde el propio nacimiento, en donde la genética y la herencia juegan un papel importante, y desde allí tenemos una serie de exposiciones al medio que influyen y modifican esa capacidad intrínseca. Dentro de las estategias más exitosas están la nutrición y la actividad física.

Los puntos clave del envejecimiento activo son:

AUTONOMÍA: es la capacidad percibida de controlar, afrontar y tomar decisiones personales acerca de cómo se vive el día a día, de acuerdo con sus propias reglas y preferencias.

INDEPENDENCIA: se define como la capacidad para realizar funciones relacionadas con la vida cotidiana o la capacidad de vivir independientemente en la comunidad.

CALIDAD DE VIDA: se define como la percepción que tiene el individuo de conocer su posición en la vida y su relación con sus metas, expectativas, normas y preocupaciones. Cuando las personas envejecen, su calidad de vida depende en gran medida de su capacidad para mantener la autonomía y la independencia.

ESPERANZA DE VIDA SANA: se utiliza como un sinónimo de vivir libre de discapacidad.

Las consecuencias del concepto del envejecimiento activo y saludable nos deben llevar a ofrecerles a las personas mayores la posibilidad de participar plenamente en la sociedad, fomentar sus oportunidades de empleo, independientemente de la propia edad, permitirles participar y contribuir activamente a través de programas intergeneracionales o voluntariado y darles la oportunidad de vivir con independencia adaptando la vivienda, las infraestructuras o el transporte y utilizando las tecnologías para su propio beneficio.

PREVENCIÓN DE LA SALUD

Se define como las medidas destinadas no solamente a evitar la presencia o la aparición de enfermedades, sino a detener su avance y a atenuar sus consecuencias cuando ya está presente la misma enfermedad.

Recuerda: Los mayores beneficios para el individuo y para la salud pública resultan de la combinación de medidas de prevención y promoción en conjunto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *