DEFINICIÓN EUROPEA DEL TÉRMINO DE LA «FRAGILIDAD»

Un concepto nuevo Sanitario.

En diciembre del 2019 terminaba un proyecto Europeo llamado ADVANTAGE. Es un proyecto que reunió a 18 países de la Unión Europea para ponerse de acuerdo en la definición del término de la FRAGILIDAD en el Adulto Mayor.

El Proyecto ADVANTAGE ha hecho cosas importantísimas como definir este término, saber cuál es el manejo en el paciente frágil, cuáles son los criterios y cuales son los pilares básicos de manejo.

La Fragilidad no es una enfermedad, es un estado, una manera de envejecer.

https://www.advantageja.eu/index.php/es/about-us-2/background-es

LA FRAGILIDAD ES UN ESTADO CARACTERIZADO POR UN DECLINAR PROGRESIVO DE LOS SISTEMAS FISIOLÓGICOS RELACIONADOS CON EL ENVEJECIMIENTO, por lo tanto, una persona joven nunca es frágil, hay que ser viejo para serlo.

La forma de envejecer, el mayor motor de cambio social.

No debemos igualar nunca envejecimiento con deterioro, ya que la gran mayoría de las personas mayores van a disfrutar de un envejecimiento saludable y activo.

La forma de envejecer además del factor genético, influye muchísimo el estilo de vida que haya llevado cada individuo, lo que tenemos claro TODOS sea cual sea el estilo de vida que hayamos llevado, es que NO NOS QUEREMOS DISCAPACITAR.

INVESTIGACIÓN Y TECNOLOGÍA NOS AYUDAN A LLEGAR MÁS LEJOS Y MEJOR.

Hoy en día existen avances tecnológicos que nos ayudan a poder realizar cribados, diagnósticos precoces y detección de multitud de enfermedades.

¿Te imaginas que con una medición caminando puedas evitar caídas, que un paciente entre en estado de prediscapacidad ó mejor aún, poder revertir un síndrome que te lleva a la dependencia? La prevención es de vital importancia para sanitarios y pacientes.

En el año 2017 un equipo de investigación liderado por el Dr. Pedro Abizanda (jefe del Servicio de geriatría del Hospital Universitario de Albacete), crearon un dispositivo que mide la Velocidad de Marcha (VM), el Speed-Age.

¿PARA QUÉ SIRVE EL DISPOSITIVO SPEED-AGE?


Sirve para medir la velocidad a la que se camina en un recorrido de 4 m. Esta medición es un indicador/predictor de salud tan importante como la medición de la presión arterial y algunos especialistas la definen como el sexto signo vital. El objetivo es que sea una práctica habitual clínica en los servicios sanitarios (igual que mides la presión arterial, el peso, el nivel de azúcar en sangre, etc.) para poder hacer un cribado y detectar al adulto mayor con riesgo de prediscapacidad y/o caídas, hacer un SEGUIMIENTO en el tiempo al PACIENTE de forma FIABLE cuantificando la mejora o empeoramiento y así tener argumentos para su derivación urgente.

OBJETIVOS:

PREVENCIÓN- Realizar mediciones en la población a partir de los 50 años nos daría un margen impresionante para cambiar hábitos y así, tener una edad avanzada en plenas facultades físicas.

TRATAMIENTO- La detección de personas en un estado de fragilidad reversible es fundamental para mejorar en el tiempo su calidad de vida y la de sus familias.

EVITAR CAÍDAS- Una medición puede evitar caídas (fracturas, hospitalización, institucionalización) o que pacientes institucionalizados con una cierta autonomía mejoren o por lo menos, no empeoren.

DETECCIÓN DE OTRAS PATOLOGÍAS- La pérdida de velocidad significativa de una medición a otra, es indicador de un deterioro funcional o incluso cognitivo, por lo que su derivación al Especialista debe ser inminente.

SERVICIO AL SERVICO DE SANITARIOS

Sabemos que la atención especializada al adulto mayor es fundamental para aumentar nuestra calidad de vida hasta el final de nuestros días, y para ello, trabajamos con los mejores profesionales, ofrecemos formación e información a todas las profesiones sanitarias y queremos y ayudarte a profesionalizar tu atención a este grupo de población.

ww.speed-age.es

informacion@speed-age.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *